Idioma

martes, 25 de febrero de 2014

El espectro

Una joven esposa cayó enferma y estaba a punto de morir.
-Te amo tanto-le dijo a su marido-, que no quiero abandonarte. No te vayas con ninguna otra mujer. Si lo haces, regresaré como un espectro y te causaré un sinfín de trastornos.

La esposa no tardó en morir. El marido respetó el último deseo de su esposa durante los tres primeros meses, pero entonces conoció a otra mujer y se enamoró de ella. Los dos se prometieron en matrimonio.
Inmediatamente después del compromiso, cada noche se le aparecía al hombre un espectro, culpándole por no haber mantenido su promesa. Además, era un fantasma inteligente, pues le decía exactamente lo que había ocurrido entre él y su prometida. Cada vez que le hacía a ésta un regalo, el espectro lo describía con detalle. Incluso repetía sus conversaciones, e incomodaba tanto al hombre que no podía dormir. Alguien le aconsejó que consultara su problema con un maestro de zen que vivía cerca del pueblo. Al final, desesperado, el pobre hombre fue a verle y le pidió ayuda.

-Tu difunta esposa se ha convertido en un espectro y sabe todo lo que haces-comentó el maestro-. Cualquier cosa que hagas o digas, cualquier cosa que regales a tu amada, ella está al corriente. Debe ser un espectro muy sabio, y la verdad es que deberías admirar a un espectro de tales características. La próxima vez que se presente, haz un trato con ella. Dile que sabe tanto que no puedes ocultarle nada, y que si responde a una pregunta, prometes romper tu compromiso y seguir viviendo solo.
-¿Qué pregunta debo hacerle?-inquirió el hombre.
El maestro respondió:
-Toma un puñado de semillas de soja y pregúntale cuántas semillas exactamente tienes en la mano. Si no puede decírtelo, sabrás que sólo es un producto de tu imaginación y ya no te turbará más.

A la noche siguiente, cuando el espectro apareció, el hombre le halagó y le dijo que lo sabía todo.
-Pues claro-replicó el espectro-,y sé que hoy has ido a ver a ese maestro de zen.
-Ya que sabes tanto, ¡dime cuantas semillas tengo en esta mano!
Ya no estaba presente ningún espectro para responder a la pregunta

1 comentario:

  1. la VERDAD confronta hasta el "más pintao"

    ResponderEliminar