Idioma

martes, 8 de julio de 2014

Mano abierta, mano cerrada

Cada ser humano NO debe tener actitudes inamovibles. Un comportamiento inamovible es comparable a una mano deforme. Hay ciertas personas que son indulgentes consigo mismas. Para ellas, la idea consiste que el hombre no puede cambiar. 

Si se encuentran ante una de sus particularidades, se encogen de hombros y se disculpan diciendo la típica frase " ¡No puedo evitarlo, soy así!. Son personas que no hacen ningún esfuerzo por mejorar como ocurre con uno de mis compañeros.

Un ejemplo muy vistoso es el siguiente: imagina una persona que tienes un solo brazo, pongamos el derecho, por lo tanto, una única mano, y esta está cerrada, entonces imagina que alguien le dice que tiene un moco (no es una broma) entonces la persona con la única mano que tiene cerrada le resulta imposible meterse el dedo en la nariz, prefieren soportar la molestia antes que abrir su mano para capturar el moco.

1 comentario:

  1. cuidado con los bichos verdesssssss

    jajaja

    animo!!

    ResponderEliminar