Idioma

jueves, 5 de diciembre de 2013

Test de sonrisas nº 4

NÁUFRAGIO...
Eran tres náufragos: un alemán, un francés y un español (andaluz).

Llevaban cinco días en alta mar encima de un pequeño bote de salvamento, a la deriva en el inmenso océano atlántico, sin agua y sin alimentos.


Al sexto día, el francés desesperado le comenta a los otros dos compañeros de fatigas:

"Ya no aguanto más, yo no quiero morir de hambre"

 Valientemente saca un cuchillo, se rompe la camisa y se arranca un pedazo carne de la panza, lo divide en tres trozos, diciéndoles al alemán y español:

"Tomad un pedazo y pensar que es panceta..."

y así, los tres calmaron su hambre.

Al décimo día el valientemente alemán, casi enloquecido grita: 

'¡¡¡ Hoy comeremos peeernil !!!'

Con gallardía el alemán se baja el pantalón y se rebana un pedazo del muslo, lo divide en tres trozos y lo comparte.



Pasaban los días sin avistamiento de tierra firme, cada día que transcurría el alemán y el francés, totalmente famélicos, miraban al español como si fueran leones de caza de la sabana.  El  español acojonado por la situación de extrema hambre, no sabía que hacer porque  le iba a tocar a él arrancarse un pedazo de su cuerpo para que cenaran o sería salvajemente devorado. 

Lo pensó mucho, y cuando llego el momento le echó valor y un par de bemoles, se levantó, empezó a bajarse la bragueta de su pantalón, y se sacó su cola.


Cuando el alemán y el francés lo vieron, gritaron emocionándose:


-'¡¡¡ Ohhhhhhh, hoy comemos salchicha !!!'

a lo que el español contesta:

..................................................

'No pisha, esta noche tomaréis un biberón cada uno y a dormir...'

MORALEJA:
De lo esperado surge lo inesperado, las expectativas no siempre se ajustan a la realidad

No hay comentarios:

Publicar un comentario